DESPERTAR

despestar1

Despertar es abrir el corazón y salir de la mente, que lo único que hace es crear divisiones.

Despertar es comprender que no existen personas buenas y malas, sino que todos somos hijos de la Luz y todos nos equivocamos en mayor o menor medida

Despertar es comprender que el mal se enseña, es adquirido, mientras que el bien es inherente a nuestra naturaleza humana.

Despertar es aprender a mirar con el corazón y no con los ojos

Despertar es adquirir la capacidad de ver que todo es espíritu, cuando todo parece materia, es aprender a ver luz donde pareciera que hay sólo oscuridad.

Despertar es amigarnos con nuestros padres, abrir nuestra compasión por ellos, y posteriormente perdonarlos. Es comprender que mientras no estemos en paz con los seres que nos dieron la vida, no podremos estar en paz con nadie.

Despertar es tener la plena certeza de que jamás vamos a morir, y accionar en el mundo desde ese conocimiento.

Despertar es darnos cuenta que todo odio, rencor, enojo o resentimiento que seguimos sintiendo hacia otra persona, sin importar cuánto daño nos haya hecho, sólo nos hace daño a nosotros mismos, y a nadie más.

Despertar es amigarnos con nuestro dolor, en vez de luchar contra él. Es bendecirlo dolor y tomarlo como un maestro, en vez de como un enemigo.

Despertar es ver a todos los seres humanos como nuestra familia, y no sólo a aquellos con quienes compartimos la vida, nos sentimos identificados, o piensan igual que nosotros.

Despertar es tener la plena certeza de que nadie te puede dañar, de que todo daño que experimentes es sólo a tu ego, mientras que tu Ser (tú), permanece intacto e inafectado.

Despertar es recordar que el amor es la solución para todos los problemas, y que todos tus problemas se deben a la falta de amor.

Despertar es aprovechar el tiempo en todo aquello que te llevarás contigo luego de tu paso en la Tierra, en vez de utilizarlo para cubrir satisfacciones físicas pasajeras (viajes, sexo, comida) o psicológicas (búsqueda de pareja, dinero, poder, amor).

Despertar es permanecer en silencio cuando todo alrededor es caos, aprender a dirigir tu atención hacia tu interior cuando los estímulos externos quieren atraparte.

Despertar es dejar efectivamente de buscar afuera lo que está adentro, y no sólo leerlo en un libro o repetirlo racionalmente.

Despertar es recordar que este mundo sólo es un escenario más, y no darle más importancia que la que realmente tiene.

Despertar es experimentar que tú no eres más importante que nadie, y a la vez que nadie es más importante que tú. Es saber que tú eres igual a todos los santos, y comprender que cuando adoras a uno de ellos, te estás adorando a ti mismo.

Despertar es recordar que sólo hay uno de nosotros, que formamos parte del mismo mar, y no somos olas separadas.

Despertar es sentir, vibrar, y dejar de pensar.

Despertar es comprender que nosotros mismos generamos nuestro sufrimiento, y no hacer responsable a nadie ni a nada más.

Despertar es sentir compasión y amor por los errores de los demás (incluso asesinos, violadores, o gente dañina), y no juzgarlos ni condenarlos.

Despertar es cuidar con mucho amor y respeto nuestro cuerpo, sabiendo que sin él no podríamos realizar nuestra misión divina, que es la de traer luz a la Tierra.

Despertar es dejar de hacernos daño, ya sea física, psicológica, o emocionalmente.

DESPERTAR ES AMARNOS SIN CONDICIONES, Y DESDE ESE GLORIOSO AMOR QUE NO CONOCE PREFERENCIAS, AMAR A TODO SER VIVO QUE SE CRUCE EN NUESTRO CAMINO

Saludos y luz

Por Lic. Fernan Makaroff

https://mlcoscia.wordpress.com/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s