BIODINÁMICA, la medicina que viene

Terapia Biodinámica Craneosacral

AUTOSANACIÓN Y ARMONÍA

 biodin1

La Terapia Craneosacral Biodinámica (TCSB) es una técnica de trabajo natural que se origina en el campo de la Osteopatía Craneal, siendo en la actualidad una técnica de prevención, diagnóstico y tratamiento en si misma, y en constante evolución. Estudia la integridad estructural del organismo reintegrando la salud. Tiene en cuenta todos los aspectos del ser humano: espíritu, cuerpo, mente, emociones y energía.

Trabaja directamente con el proceso de curación, el camino que implica la curación y el significado interno de nuestras experiencias. Conecta directamente con los procesos fisiológicos nucleares del cuerpo, con el sistema nervioso central y con los factores que influyen en él.

Cada persona tiene una sabiduría curativa interna, la cual es la base esta terapia. Es inherente e innata. Se contacta con ella a través de la percepción y es independiente a la enfermedad que se presenta.

Las terapia craneosacral biodinámica es una disciplina avanzada, puesto que integra elementos de múltiples fuentes para crear una aproximación cuántica. Tiene una base energética aunque sus efectos se registran como cambios en los tejidos y funciones corporales. Fortalece a la persona y ofrece los medios concretos para tratar las dinámicas energéticas que constituyen la raíz de todos los síntomas,  a través de las fuerzas organizativas de las funciones vitales.

Se logra equilibrar la estructura corporal, influir en el metabolismo y llevar el sistema nervioso central a un mayor equilibrio. También se puede acumular potencia gradualmente, incrementando la fuerza de vida primaria y así aumentar la vitalidad corporal. Por lo cual, nos permite trabajar con la dimensión física de la salud, con la dinámica energética, la vitalidad de la persona y con el principio ordenante central de la vida misma, incluyendo el núcleo psicológico que contiene la manera de integrar nuestras experiencias y las asociaciones internas que establecemos con nuestra historia.

El método biodinámico permite explorar desde las tensiones de los tejidos y la resolución de lesiones hasta la dinámica de los fluidos corporales y los principios energéticos que ordenan los fluidos y los tejidos. Opera con las energías subyacentes a los síntomas, ayudándoles a encontrar su equilibrio natural. Esto permite desplegar el proceso de curación desde adentro.

La terapia se basa en el principio de la existencia de una serie de pulsaciones rítmicas y sutiles, que emergen en los tejidos y fluidos del centro de nuestro sistema nervioso central.

Estos ritmos son conocidos como Las Mareas ya que fluctúan lenta y constantemente, recorriendo todo nuestro cuerpo nutriéndolo. Generan, forman y mantienen la vida. La potencia y calidad con que emerge y se transmite este impulso a todo el organismo, determina su estado de salud y vitalidad.

Son las fuerzas embrionarias que nos crearon y formaron, trabajan adentro de nosotros en el presente. Estas fuerzas son las que mantienen la salud apoyando los cambios metabólicos necesarios.

El Ritmo Craneosacral es el resultado de la producción de Líquido Cefalorraquídeo dentro del cráneo, su distribución a lo largo de todo el canal medular, y la reabsorción de nuevo dentro del cráneo. Todo este mecanismo está dirigido por el movimiento de la sínfisis esfeno-basilar que abre y cierra el ángulo articular, flexionándolo y extendiéndolo.

Este fluir puede percibirse en distintas frecuencias y características y es a eso a lo que se les llama mareas.

Cada una de estas mareas  guarda una relación con partes diferentes del sistema y su escucha nos da detalles de cómo es la coherencia, potencia y organización a ese nivel.

MAREA CORTA o IRC (Impulso respiratorio craneal) nos da información de los fluidos y tejidos corporales. Es la más perceptible. Pulsa con una frecuencia que va de 6 a 12 ciclos por minuto.

MAREA MEDIA o POTENCIA se relaciona con la potencia del impulso energético del sistema y su principio organizador con la circulación delos fluidos. Expresa el cuerpo físico y el biocampo que nos envuelve tridimensionalmente a una distancia de 15-20 cm desde la piel. Su ritmo es de 2 a 2,5 ciclos por minuto.

MAREA LARGA es el ritmo que nos mantiene conectados con la Fuente, está ligada a nuestra naturaleza profunda mas que a las circunstancias de nuestras vida, no existen los patrones de experiencia s. Es el punto de encuentro entre el cuerpo y es espíritu, y aquí es donde se produce el proceso curativo de autosanación.  Su ritmo dura 100 segundos por ciclo y forma la biósfera que se extiende alrededor de un metro desde la piel tridimensionalmente.

http://

Si este movimiento interno involuntario se ralentiza o detiene debido a un golpe, trauma, tensión nerviosa o emocional, puede surgir la enfermedad. Cuando se liberan las tensiones del cuerpo, se libera también la energía que antes se utilizaba para mantener la contracción y puede recuperarse para beneficio de todo el organismo.

Con un contacto suave, ligero y no invasivo en diferentes posiciones, el terapeuta escucha estas Mareas y sus diferentes alteraciones. Se logran liberar las memorias de lesiones, traumas y sufrimiento, y se restaura el equilibrio celular integral del sistema. El terapeuta busca las respuestas de salud en lugar de enfocarse en la disfunción. Su función es la de facilitar los medios, seguir las indicaciones de los ritmos corporales y dar un soporte adecuado a la persona, apoyando el proceso terapéutico para que el propio organismo se reequilibre.

La sesión suele durar entre 30 minutos y una hora; el número de sesiones y la frecuencia depende de la disfunción a tratar, de su cronicidad, de la intensidad de los síntomas o su urgencia.

http://

Se reconocen los beneficios en:

  • Secuelas de accidentes, post-operatorios y sintomatología persistente.
  • Tensiones musculares y posturales (trastornos de la columna como escoliosis y hernias discales).
  • Neuralgias craneales (nervio trigémino, parálisis facial, migrañas y occipitalgias)
  • Traumatismos, patologías deportivas y reumatológicas.
  • Ansiedad, depresión y alteraciones del sistema nervioso (insomnio, mareos, stress).
  • Problemas de aprendizaje, síndromes atencionales y TGD (autismo).
  • Problemas de oclusión mandibular y bruxismo (ATM).
  • Fibromialgia, síndrome de fatiga crónica y problemas inmunitarios.
  • Disfunciones en los sistemas digestivos, respiratorios, ginecológicos (embarazo, postparto, síndrome premenstrual y síntomas de la menopausia) y renales.

Al ser tan suave y segura es apropiada para personas de todas las edades, desde recién nacidos hasta ancianos, así como en el embarazo y posparto, después de una cirugía, un accidente o en condiciones de enfermedad.

craneo1

Las raíces de las enfermedades crónicas son físicas, emocionales y energéticas y están contenidas en la profundidad del ser del paciente, al cual los tratamientos habituales no consiguen alcanzar.

Con este tratamiento se enfoca desde el principio en la dinámica del sistema, capaz de trabajar con eficacia con las causas esenciales de la enfermedad crónica, incluso en estados de enfermedad avanzada.  Facilita un aumento de la potencia inherente del sistema ayuda a la búsqueda de equilibrio y con ello a activar los mecanismos de autorregulación y cura.

El Síndrome de fatiga crónica, es una enfermedad que se prolonga en el tiempo y empeora con el estrés produciendo múltiples alteraciones en el cuerpo. Este síndrome se define como un estado de falta de vitalidad producida por el agotamiento de los recursos internos del cuerpo. Responde rapidamente al TCSB siendo necesario en muchas ocasiones un programa de mantenimiento.

En los casos oncológicos y sus efectos secundarios por la exposición a la quimioterapia y radioterapia, se comprobaron respuestas muy favorables en cuanto a la reducción del dolor y calidad de vida de los pacientes mientras continuaban en su proceso de cura.

La terapia tiene una gran variedad de aplicaciones clínicas ya que trata a la persona como una globalidad funcional, evidenciando que lo que parecen ser diferentes patologías, son esencialmente la consecuencia de un mismo desequilibrio, e incide en la totalidad de la fisiología corporal: en el sistema nervioso, el sistema hormonal, el metabólico, y el inmunitario, así como en los tejidos y órganos.

María Laura Coscia

https://mlcoscia.wordpress.com/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s