PLANETA MULTICOLOR

tierra77

El siguiente paso en la evolución de la especie humana son la generación índigo y cristal. De alguna manera, todos estamos haciéndonos cada vez más parecidos a ellos. Vinieron para mostrarnos el camino, la información que traen es para que hagamos nuestra transición a la siguiente etapa de nuestro desarrollo evolutivo en la Tierra.

La asignación de los colores de estas generaciones proviene de la descripción muy precisa los colores de sus auras y sus patrones energéticos.

La transición vibracional sigue un orden de aparición:

INDIGO / CRISTAL  / ARCO IRIS / DIAMANTE

La sutilización del cuerpo físico, la mutación del ADN, el trabajo energético de los vórtices y la apertura de consciencia hace que las personas sabidas como tridimensionales puedan mutar su aura hacia el índigo y cristal para desarrollar el propio proceso ascencional. Este cambio hace que el planeta tenga cada vez más personas abiertas a los nuevos paradigmas.

A medida que elevamos nuestra vibración vamos cambiando el color de nuestras auras y con ello nuestras capacidades extrasensioriales y la manera de manifestarnos internamente y con el entorno, creando nuestra propia realidad.

Los Adultos Índigo y Cristal provienen de dos grupos. En primer lugar se encuentran aquellos que nacieron índigos y que ahora están realizando su transición a cristales, atravesando  una transformación física y espiritual que despierta su conciencia Crística o “cristal”.  El segundo grupo son aquellas personas que nacieron sin esas cualidades, pero que consiguieron adquirirlas mediante un duro trabajo consigo mismos y el seguimiento de un sendero espiritual.

Muchas personas que están permitiendo que se produzca este cambio o transición en sus campos áuricos, han sustituido su estado de conciencia tridimensional original por el índigo y, posteriormente, el cristal, gracias a la ayuda de  estos niños, que sostienen la vibración. Estos adultos ya son capaces de sostener el rayo Dorado de la evolución en todos sus  chakras y están ayudando a implantar la matriz para la creación de la Nueva Tierra. Esta luz dorada pulsátil puede ser vista claramente en sus auras.

Con el cambio vibratorio que está experimentando el planeta, la Tierra y sus habitantes tienen la oportunidad de ascender desde la tercera dimensión de la conciencia hacia las Dimensiones Superiores, hasta que  haya un continuo denominado Conciencia Multidimensional.

En ese estado, el ser humano es capaz de acceder con facilidad tanto a los reinos materiales como al espiritual. No hay necesidad de meditación intensa, ya que el acceso al reino espiritual es inmediato y evidente.

Seres Índigo: nacieron en el siglo pasado siendo los primeros en mostrar este camino. Los Índigos tienen en sus auras mucho color azul índigo que es el color del “chakra del tercer ojo” o sexto vórtice energético ubicado en el interior de la cabeza. Este centro regula la clarividencia o habilidad para percibir energía, visiones y espíritus.

Como su propósito colectivo es conducirnos a un mundo nuevo de integridad, saben cuándo les están mintiendo para sobreprotegerlos o manipularlos. Son conscientes de los pensamientos y sentimientos intuitivos. Tienen habilidad telepática.

Los índigos tienen espíritu guerrero debido a que son los encargados de abolir los sistemas educativos, legislativos y gubernamentales carentes de integridad. Tienen acceso a los dones de la clarividencia y la sanación. También son capaces de acceder a la cuarta y quinta dimensiones de la conciencia, mientras que la mayor parte de los humanos sólo pueden acceder a las dimensiones tercera y cuarta. También son creativos y con frecuencia son capaces de acceder a sus cerebros derecho e izquierdo con facilidad, lo que les hace artísticamente dotados, pero también aventureros y tecnológicamente competentes.

El índigo respeta las habilidades y talentos de todos los individuos, por lo que no conocen la competencia. El juego del orgullo y del ego no tiene lugar real en la vida del índigo. Son los que sanarán el planeta por medio de la fraternidad y comunión.

Cuando la consciencia del índigo se abre a la quinta dimensión, éste toma conciencia de sí mismo como creador. Todos los sistemas económicos y de creencias religiosas de la Tierra son creaciones de formas de pensamiento de la quinta dimensión que mantenemos en su lugar dándoles nuestro apoyo continuo.

Cuando el índigo consciente se abre hasta ese nivel, a menudo se produce un rechazo hacia todos los sistemas de creencias y una toma de conciencia de la libertad de crear nuevas formas alternativas de ser y de pensar. La persona índigo asume la misión de crear y producir nuevas formas de pensamiento y de existencia, pero en este nivel de conciencia todavía le preocupan las dualidades de lo bueno y lo malo para el planeta.  El siguiente paso de la conciencia es la superación de la dualidad para entrar en un reino donde todo es parte del bien superior. A este estado avanzado se lo conoce como conciencia de sexta dimensión y es el mundo del Ser Cristal.

Cuando el adulto índigo consciente cambia al estado de consciencia cristal, pasa a la conciencia de sexta dimensión y renace como niño mágico o crístico.

http://

Seres Cristal: Son los niños del nuevo siglo, extraordinariamente poderosos, cuyo principal propósito es revelarnos nuestro poder y divinidad interior. Funcionan como conciencia grupal ya que viven regidos por la consciencia de unidad. Promueven el amor y la paz en el planeta. Son los que se benefician de la naturaleza rompedora de los índigos.

Tienen auras opalescentes multicolores de hermosos tonos pastel. Muestran fascinación por los cristales y las piedras. Nacen en la sexta dimensión de la conciencia, con el potencial de abrirse con rapidez al nivel de la novena dimensión de la Conciencia Universal o Crística.

Son inmensamente poderosos y creativos, especialmente con luz y sonido. Portadores de la vibración femenina del cuidado y la sanación y la vibración masculina de la manifestación.

Tienen acceso inmediato a los aspectos mágicos y espirituales de quienes son, siendo capaces de combinar imaginación y creación de maneras fantásticas. Si se les dejase crearían un planeta mágico de inmediato. Sin embargo, todavía les queda enfrentarse con la conciencia tridimensional predominante, debiendo luchar con los comportamientos y modelos que existen.

Entienden a la vida como juego y entonces toda la vida se ve como algo mágico y bendito, y se dirige y avanza a través del trabajo del espíritu. Cuando ha madurado lo suficiente ya puede pasar al de la séptima dimensión, en el que la consciencia se abre a la naturaleza de la misión espiritual del ser. En ese nivel está preparado para asumir la misión planetaria como transmisor a los demás de las conciencias dimensionalmente superiores. Ese trabajo puede implicar la enseñanza o la sanación a gran escala, o simplemente consistir en llevar la energía en su campo áurico para que los demás puedan acceder a las vibraciones superiores en su propio camino ascensional.

http://

El futuro niño cristal será conocido como Ser Cristal Arcoiris. Es el Ser Humano Universal plenamente desarrollado de la decimotercera dimensión, capaz de llevar y de transmitir todos los rayos de la evolución en su campo vibratorio. Ya hay seres cristal arcoiris en el planeta Tierra, pero todavía les falta abrirse a su pleno potencial.

Los niños arcoíris tienen la conjunción de las dos pontencialidades anteriores y solo les basta unos instantes para liberar chakras, energizarlos, cerrar fugas energéticas y transmutar bloqueos.

Todos estos nuevos seres son los que crearán la Nueva Tierra.

 

 

María Laura Coscia

https://mlcoscia.wordpress.com/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s