ALMAS… eso somos!

ALMAS... eso somos!

Advertisements

PEDIR PERDÓN O DECIR LO SIENTO…

Imagen

Porque pedimos perdón? Cuantas veces lo pedimos como solo un mero reflejo?

Siento que si estamos en momento presente y consciente de nuestro existir, todo lo que genero en mi interior y permito soltar al exterior no sería algo de lo que luego tenga que arrepentirme o que lo sienta como un sentir incongruente a lo que siento en esencia.

 

Vivir conscientes del instante presente, es un sentir absoluto, es no necesitar ni la memoria, porque cada vez que vivas más y más en el presente, la memoria será algo que iras dejando de utilizar ya que sería salirse de lo presente para intentar recordar algo que ya dejó de existir.

 

Al ser consciente con el sentir, el pedir perdón deja de existir en este nuevo patrón, quien siente el arrepentimiento o el haber exteriorizado algo que no deseaba realmente hacer, es uno mismo y esto es por salirse del presente, salirse de uno mismo, de tu propia esencia y es responsabilidad de uno volver al centro presente, no buscando remedio en lo externo, pidiendo perdón.

 

El pedir perdón, empodera a lo externo, dependiendo de algún modo de su respuesta o en otro caso decimos perdón como si fuera una palabra salvadora que nos exime de nuestra responsabilidad de permanecer presentes.

 

Lo externo no está para perdonarte ni para eximirte o absolverte de tu responsabilidad de ser en esencia lo que eres, justamente lo externo es esa pantalla en la que proyectas tu interior, vos sos el proyector, de nada sirve pedirle perdón a la pantalla si la imagen que se ve en ella la estas proyectando vos.

 

El perdón debe ser interno, con uno mismo, nacido desde el reconocimiento de lo que sientes por lo que exteriorizaste, por lo que proyectaste en esa pantalla, empodérate vos mismo pidiéndote perdón y perdonándote por ese sentir y tomando consciencia de que debes cambiar la imagen vos mismo si quieres proyectar otra cosa, darle remedio a ese sentir, perdonarse a uno mismo es curar por raíz ese sentir, mientras que el perdón externo, solo calma ese sentir, pero no lo cura y de algún modo estas atando a quien le pediste te perdone a que haga un proceso que es tuyo, el perdón es interno.

 

Decir lo siento por una proyección no deseada, implica reconocernos, perdonarnos y curar ese sentir dentro nuestro, aprendiendo y así lograr el cambio, ya que no hay cambio sin aprendizaje previo y el perdonarse a uno mismo es la cura.

 

Decir lo siento, es buscar la cura en lo interno y no el alivio transitorio de lo externo, es hacerse responsable de lo que creamos desde nosotros mismo, sin transferirle el peso a nadie de nuestros actos, poniendo en manos de otro nuestro perdón o no, con el riesgo de caer en victimizarnos dependiendo de la respuesta.

 

Al decir lo siento es instantánea la cura, uno da remedio a lo acontecido, de manera interna primero y eso luego se proyecta en la pantalla externa, sin intervención del otro ni poniéndole el peso de tener que perdonarnos o no.

 

Antes de pedir perdón a alguien y empoderarlo de tu crecimiento, recuerda que vos lo sentís y por lo tanto solo vos podes perdonarte, curarte y por otra parte te desapegas de la respuesta del otro, respetando y aceptando también así su proceso y su aprendizaje.

 

Lo siento mucho… me perdono a mí mismo y actúo en consecuencia de ello, acéptate, reconócete, aprende, perdónate y cúrate, porque nadie podrá perdonarte como vos mismo y vive consciente del instante presente en esencia.

 

Santiago A. Cimatti.

El amor no duerme (Tony De Mello)

 

 

 

 

Imagen

Donde hay amor no hay deseos. Y por eso no existe ningún miedo. Si amas de verdad a tu amigo, tendrías que poder decirle sinceramente: “Así, sin los cristales de los deseos, te veo como eres, y no como yo desearía que fueses, y así te quiero ya, sin miedo a que te escapes, a que me faltes, a que no me quieras.” Porque en realidad, ¿qué deseas? ¿Amar a esa persona tal cual es, o a una imagen que no existe? En cuanto puedas desprenderte de esos deseos-apegos, podrás amar; a lo otro no se lo debe llamar amor, pues es todo lo contrario de lo que el amor significa.

 

El enamorarse tampoco es amor, sino desear para ti una imagen que te imaginas de una persona. Todo es un sueño, porque esa persona no existe. Por eso, en cuanto conoces la realidad de esa persona, como no coincide con lo que tú te imaginabas, te desenamoras. La esencia de todo enamoramiento son los deseos. Deseos que generan celos y sufrimiento porque, al no estar asentados en la realidad, viven en la inseguridad, en la desconfianza, en el miedo a que todos los sueños se acaben, se vengan abajo.

 

El enamoramiento proporciona cierta emoción y exaltación que gusta a las personas con una inseguridad afectiva y que alimentan una sociedad y una cultura que hacen de ello un comercio. Cuando estás enamorado no te atreves a decir toda la verdad por miedo a que el otro se desilusione porque, en el fondo, sabes que el enamoramiento sólo se alimenta de ilusiones e imágenes idealizadas.

 

El enamoramiento supone una manipulación de la verdad y de la otra persona para que sienta y desee lo mismo que tú y así poder poseerla como un objeto, sin miedo a que te falle. El enamoramiento no es más que una enfermedad y una droga del que, por su inseguridad, no está capacitado para amar libre y gozosamente.

 

La gente insegura no desea la felicidad de verdad; porque teme el riesgo de la libertad y, por ello, prefiere la droga de los deseos. Con los deseos vienen el miedo, la ansiedad, las tensiones y…, por descontado, la desilusión y el sufrimiento continuos. Vas de la exaltación al desespero.

 

¿Cuánto dura el placer de creer que has conseguido lo que deseabas? El primer sorbo de placer es un encanto, pero va prendido irremediablemente al miedo a perderlo, y cuando se apoderan de ti las dudas, llega la tristeza. La misma alegría y exaltación de cuando llega el amigo, es proporcional al miedo y al dolor de cuando se marcha… o cuando lo esperas y no viene… ¿Vale la pena? Donde hay miedo no hay amor, y podéis estar bien seguros de ello.

 

Cuando despertamos de nuestro sueño y vemos la realidad tal cual es, nuestra inseguridad termina y desaparecen los miedos, porque la realidad es y nada la cambia. Entonces puedo decirle al otro: “Como no tengo miedo a perderte, pues no eres un objeto de propiedad de nadie, entonces puedo amarte así como eres, sin deseos, sin apegos ni condiciones, sin egoísmos ni querer poseerte.” Y esta forma de amar es un gozo sin límites.

 

¿Qué haces cuando escuchas una sinfonía? Escuchas cada nota, te deleitas en ella y la dejas pasar, sin buscar la permanencia de ninguna de ellas, pues en su discurrir está la armonía, siempre renovada y siempre fresca. Pues, en el amor, es igual. En cuanto te agarras a la permanencia destruyes toda la belleza del amor. No hay pareja ni amistad que esté tan segura como la que se mantiene libre. El apego mutuo, el control, las promesas y el deseo, te conducen inexorablemente a los conflictos y al sufrimiento y, de ahí, a corto o largo plazo, a la ruptura. Porque los lazos que se basan en los deseos son muy frágiles. Sólo es eterno lo que se basa en un amor libre. Los deseos te hacen siempre vulnerable.

 

TONY DE MELLO

 

Extracto del libro “Autoliberación interior”

 

SONIDOS FUERA DEL TIEMPO: “DIDGERIDOO O YIDAKI”

 

 

 

 

 

 

 

Imagen

TERAPIA SONORA NATURAL

“EL DIGERIDOO”

 

El DIDGERIDOO es un instrumento musical de viento (o aerófono) ancestral utilizado por los aborígenes del norte de Australia. Se fija su origen en el 20.000 AC y se lo consideran el instrumento de viento más antiguo de la historia.

Su diseño original es un tronco o una rama de eucalipto ahuecada longitudinalmente y de forma natural por termitas fotosensibles. Éstas devoran la parte interior del tronco, formando pequeños surcos en diversas direcciones que lo convierten en un potente amplificador de sonido.Mide entre uno y tres metros de largo (mientras más largo, más grave su sonido) y se ensancha hacia el final, el cual se hace sonar al hacer vibrar los labios en el interior.

Hoy también existen instrumentos fabricados con caña de bambú, troncos ahuecados de pita o tubo de PVC.

Ya en tiempos remotos los aborígenes hacían uso de las propiedades del didgeridoo, como símbolo cultural e identificativo de su procedencia. Se ha usado ancestralmente como objeto ritual y de mimetización teatral con el entorno, como acompañamiento de la voz y también como instrumento solista.

Además es un medio de sanación que les permitía entrar en otros estados de conciencia ya quetiene el potencial para producir una gama de frecuencias que llegan al rango terapéutico de ultra sonido.

Las connotaciones arcaicas y el sonido característico del didgeridoo lo convierten en un instrumento óptimo para la musicoterapia, tanto para el que toca como para el que escucha.

El didgedidoo es un medio útil para el autoconocimiento, la relajación, la diversión y la comunicación. Muchas de nuestras terminaciones nerviosas, se encuentran en la lengua y en los labios (partes más empleadas) con lo que al tocar, se estimula sin duda el sistema nervioso. También es beneficioso para la respiración y el control y conciencia de las partes del cuerpo. La respiración circular, característica básica del instrumento, es a menudo empleada en segundos niveles de yoga como forma de concentración y relajación. Es un buen medio de expresión y una gran herramienta para liberar tensiones o para trabajar la autoestima. Actualmente se emplea también para terapias del sonido, masajes y sanaciones, con grupos de gente común o grupos problemáticos.

Trabaja con todos los elementos: TIERRA Y AIRE, ya que se pueden crear sonidos graves y guturales (provenientes de la garganta), y a la vez  bellos y volátiles armónicos. Tiene matices ardientes como elemento de FUEGO y frios y corrosivos como el METAL. Es posible crear sonidos “burbujosos” como el AGUA y por último la MADERA que es el material del cual está creado, y su concepción espiritual trabaja el elemento “ETER”.

A su vez es un doble instrumento (por su carácter polifónico) ya que puede crear hasta más de 5 sonidos al mismo tiempo, por lo que las posibilidades de fusionarlo con otros instrumentos o estilos de música son muy grandes. Produce un tono fundamental bajo y una gran variedad de armónicos, en un sonido a menudo muy similar al acorde de voz de los monjes tibetanos.

La respiración circular aporta notables beneficios. Tocar regularmente el didgeridoo mejora el sueño, reduce los ronquidos y disminuye la somnolencia diurna. Todo esto sin olvidar los beneficios que aporta tomar conciencia de nuestra propia respiración. Su práctica nos oxigena y se convierte en un momento meditativo que tranquiliza y despeja nuestra mente. Es un tratamiento natural para los trastornos del sueño.

Podemos inducir a estados de relajación profunda, al mismo tiempo que guiamos el viaje y sus dinámicas, a través del ritmo y la respiración. Aparte de las cualidades terapéutico-psicológicas, también podemos utilizar el sonido para masajear el cuerpo de un paciente a nivel físico y energético, desbloqueando tensiones musculares, contribuyendo positivamente a la reparación de fracturas óseas y aumentando el nivel de entropía en el cuerpo.Cuando se aplica a los tejidos blandos y articulaciones, las ondas sonoras son una forma de micro-masaje que ayudan a reducir la hinchazón, el aumento del flujo sanguíneo y disminuir el dolor, rigidez y espasmos.

Su práctica oxigena y se convierte en un momento meditativo que serena y despeja la mente. Su sonido es hipnótico y puede ser muy relajante o muy rítmicoayudando a sacar a la superficie aquellos sentimientos-emociones-pensamientos que nos limitan y que nos impiden ser nosotros mismos.  Su vibración transmite la energía de la Tierra y la conexión con la Naturaleza por lo que armoniza nuestros chakras.

Se le conoce como la “serpiente del arco iris”; por ser un puente entre el cielo y la tierra, ya que a través de sus sonidos se une la conciencia con las energías cósmicas y la energía de la Naturaleza.

BENEFICIOS DE LA TERAPIA DEL SONIDO

A través de la vibración del didgeridoo, el cante armónico y la aplicación de diapasones se re-afina el sistema energético, se armonizan los cuerpos sutiles y se sana el cuerpo físico.

Absolutamente todo lo que está en la Naturaleza está vibrando. “Todo es vibración”, es un principio universal.

Nuestras células, tejidos, órganos, son compuestos de átomos que vibran en distintas frecuencias.

En el estado natural de salud en el ser humano, todas esas frecuencias vibran en armonía, como en una inmensa sinfonía.

Sin embargo, ese estado de equilibrio se pierde fácilmente. El estrés, los ritmos de vida actual, las tensiones físicas y emocionales, interfieren en esa armonía interna, y nos conducen al cansancio, al dolor y a las enfermedades del cuerpo, de la mente y de las emociones.

Es un medio maravilloso para equilibrar los chakras y cambiar la conciencia desde un estado alterado de ansiedad y estrés hacia un estado de paz, relajación y serenidad, induciendo estados de sanación espontánea y estados místicos y elevando nuestra frecuencia vibratoria.

Cuando el sonido fluye a través de nuestro cuerpo  afecta a su vibración y permite un reordenamiento molecular.

El sonido lleva una cierta frecuencia y el cuerpo la reconoce. Ciertas combinaciones armónicas del sonido son interpretadas por el cuerpo humano como una clave hacia el reestablecimiento del equilibrio interno, el retorno hacia el estado de salud.

Esa clave es la armonía, que convierte al sonido en una poderosa herramienta de transformación. El sonido puede modificar cualquier sustancia, re ordenarla, y en definitiva, sanar.

También sabemos hoy -por el principio de resonancia- que es posible modificar estas frecuencias alteradas a través de la transmisión de otras frecuencias. Y eso es lo que convierte al sonido en un proceso terapéutico capaz de abrir la puerta al equilibrio físico, emocional, mental y espiritual.

El sonido de los cuencos de cuarzo, cuencos tibetanos y didgeridoo, afecta de manera global al individuo. Primero equilibra su cuerpo energético y los chakras (centros de energía) y luego limpia el campo áurico. Además, la vibración repercute en la columna que actúa como vehículo de resonancia y se extiende a través del sistema nervioso a nuestras células, tejidos y órganos.

COMO SE TOCA EL DIDGERIDOO?

No es un instrumento fácil de tocar. El intérprete debe generar una cierta vibración con sus labios cuando sopla la parte superior del tubo, lo cual se hace en forma continua, siempre respirando por la nariz de acuerdo a una técnica (“respiración circular”) que se va aprendiendo con la práctica. Esto produce un sonido constante y profundo, sin interrupciones.

Los intérpretes más experimentados pueden llegar a emitir sonidos de hasta cincuenta minutos de duración. Algunos —los realmente virtuosos— pueden combinar el soplido con sonidos de animales y vibraciones.

RESPIRACION CIRCULAR

Antes de tocar el didgeridoo se debe aprender a realizar la respiración circular, también llamada diafragmática. Este tipo de respiración permite expirar ininterrumpidamente a la vez que se inspira gracias a una técnica muscular especial desarrollada exclusivamente para hacer sonar el didgeridoo.

Se trata de usar la parte inferior de los pulmones para que al inspirar se hinche el abdomen mientras se mantiene la clavícula relajada. Se inflan los cachetes y se mantienen llenos de aire unos segundos. Cuando se note la presión se deshinchan y se vuelven a hinchar otra vez, varias tandas, hasta controlar el aire.

Para tocar el didgeridoo se ha de tomar aire por la nariz y dejar salir el aire de la boca cuando se empiecen a hinchar los pulmones, haciendo con los labios un ruido parecido al de una trompeta. De esta forma se consigue meter aire en los pulmones al mismo tiempo que se expulsa por la boca. La presión de los labios sobre el aire expulsado es la que permite que el didgeridoo suene.

Las etapas de la respiración circular

1-      Soplar normalmente con los pulmones. Dejar las mejillas hinchadas.

2-      Bloquear la glotis (como si tuvieras apnea) y expulsar el aire guardado en las mejillas.

3-      Al mismo tiempo, inspirar aire por la nariz. Si, es posible!! Biológicamente todo el mundo puede hacerlo.

4-      Desbloquear la glotis, y volver a expulsar el aire de los pulmones. Esta es la etapa más difícil.

Ahora que ya sabés cómo hacerlo, solo hará falta práctica y perseverancia, todo llega…

 

 

“Son todos nuestros músculos y órganos los que hacen que este instrumento suene. Por tanto, el didgeridoo: nos convierte en instrumento a nosotros mismos”.

 

 

María Laura Coscia

https://mlcoscia.wordpress.com/

 

 

 

 

 

 

 

EL SILENCIO HABLA / ECKHART TOLLE

 

 

 

 

Imagen

En ti, como en cada ser humano, hay una dimensión de conciencia mucho más profunda que el pensamiento. Es la esencia misma de tu ser. Podemos llamarla presencia, alerta, conciencia incondicionada. 

Hallar esa dimensión te libera, y libera al mundo del sufrimiento que te causas a ti mismo y a los demás cuando sólo conoces el «pequeño yo» fabricado por la mente, que es quien dirige tu vida. El amor, la alegría, la expansión creativa y una paz interna duradera sólo pueden entrar en tu vida a través de esa dimensión de conciencia incondicionada.

 

Si puedes reconocer, aunque sea de vez en cuando, que los pensamientos que pasan por tu mente son simples pensamientos, si puedes ser testigo de tus hábitos mentales y emocionales reactivos cuando se producen, entonces esa dimensión ya está emergiendo en ti como la conciencia en la que ocurren los pensamientos y emociones: el espacio interno intemporal donde se despliegan los contenidos de tu vida. 

La corriente de pensamientos tiene una enorme inercia que puede arrastrarte fácilmente. Cada pensamiento pretende tener una gran importancia. Quiere captar toda tu atención. 
He aquí un ejercicio espiritual que puedes practicar: no te tomes tus pensamientos demasiado en serio.

Qué fácilmente se queda atrapada la gente en sus prisiones conceptuales.
La mente humana, en su deseo de conocer, entender y controlar, confunde sus opiniones y puntos de vista con la verdad. Dice: así son las cosas. Tienes que ser más amplio que el pensamiento para darte cuenta de que tu manera de interpretar «tu vida», o la vida o conducta de otra persona, cualquier manera que tengas de juzgar una situación, no es más que un punto de vista, una de las muchas perspectivas posibles. No es más que una cadena de pensamientos. Pero la realidad es una totalidad unificada donde todas las cosas están entrelazadas, donde nada existe en y por sí mismo. El pensamiento fragmenta la realidad, la corta en pedazos y en fragmentos conceptuales.

La mente pensante es una herramienta útil y poderosa, pero también muy limitante cuando se adueña completamente de tu vida, cuando no te das cuenta de que sólo es un pequeño aspecto de la conciencia que eres.

La sabiduría no es un producto del pensamiento. El conocer profundo, que es la sabiduría, surge en el simple acto de prestar toda tu atención a alguien o algo. La atención es la inteligencia primordial, la conciencia misma. Disuelve las barreras creadas por el pensamiento conceptual, lo que nos permite reconocer que nada existe en y por sí mismo. Une el perceptor con lo percibido en un campo de conciencia unificado. 
La sabiduría cura la separación.

….

 

De El Silencio Habla
Eckhart Tolle

http://www.luzarcoiris.com/el-silencio-habla-eckhart-tolle/

CITRINO: EL CUARZO DE LA ABUNDANCA Y LA CLARIDAD

 

Imagen

CUARZO CITRINO

“LA ENERGIA DEL SOL”

 

Grupo: Cuarzo.

Signo zodiacal: Géminis, Cáncer, Leo, Escorpio y Sagitario.

Planeta: Sol y Mercurio.

Energía: proyectiva.

Elemento: fuego.

Cualidades: claridad, estabilidad, equilibrio y creatividad.

 

El Citrino es una  piedra semipreciosa que pertenece a la familia de los cuarzos y su color es amarillo. La mayoría del citrino comercial es el resultado del calentamiento artificial de la amatista o cuarzos ahumados ya que el citrino en forma natural es muy raro. En este caso su coloración es mas oscura o anaranjada intensa.

Por su color es  conductor del Rayo dorado de sanación o Rayo crístico.

Es un estimulante directo de la mente, ayudando al hombre a abrir el puente entre lo mental superior e inferior; así como a ascender a los niveles intuitivos de la mente que relacionan al ser humano con la Consciencia Cósmica.

Aporta claridad mental liberando la mente de pensamientos conflictivos, manteniendo la mente despejada y clara.

Estimula la creatividad y favorece el estudio, reactivando la actividad intelectual agotada por problemas y esfuerzos continuados.

Este cristal representa la “alegría de vivir”. Inclina hacia el buen humor, alimenta al espíritu y favorece la concentración.  Su energía eleva la autoestima y la confianza,  haciendo renacer las motivaciones y la esperanza. Reduce las tendencias autodestructoras fomentando la Alegría Vital.

Se relaciona con la prosperidad y la generosidad, siendo una de las piedras de la Abundancia. Atrae riquezas, prosperidad y éxito, tanto en forma de dinero como en relaciones personales.

Libera los rasgos negativos, los miedos y los sentimientos a los niveles más profundos. Permite superar el miedo a la responsabilidad y detiene la cólera.

Ayuda a desapegarse del pasado y disfrutar de los acontecimientos tal y cómo se presentan, para ello elimina viejos resentimientos y problemas emocionales. También para superar adicciones.

El Citrino difunde energía positiva y purifica el ambiente. Según el Feng Shui  proporciona alegría, longevidad, inteligencia, optimismo y claridad.

 

PROPIEDADES FISICAS:

Imparte energía y vigor al cuerpo físico, por lo que es muy beneficioso en el Síndrome de fatiga crónica.

Purifica al organismo, siendo muy eficaz en trastornos del sistema inmunológico y trastornos intestinales. Actúa sobre riñones, colon, vesícula biliar, hígado (estimulante), páncreas y todo el aparato digestivo facilitando la digestión. Alivia el estreñimiento y elimina la celulitis.

Incrementa la circulación sanguínea y desintoxica la sangre.

Activa la Glándula Timo y equilibra la Tiroides.

Protege al aparato reproductor, alivia la artritis, las enfermedades reumáticas y las patologías asociadas al sistema respiratorio.

Disminuye las secuelas del Parkinson, combate la demencia senil y estimula la memoria. Reduce el progreso de las enfermedades degenerativas por ser un regenerador del tejido.

Es efectivo para dolores musculares, contracturas y golpes.

 

ACCION SOBRE LOS CHAKRAS:

Absorve, transmuta, disipa y conduce a la tierra la energía negativa, limpiando y equilibrando los cuerpos sutiles alineándolos con el físico.

Limpia principalmente los chakras del Plexo solar y del ombligo.

Es una de las piedras del 1º y del 6º chakra, de modo que es fabulosa para activar la energía de estos centros de poder.

Abre el chakra de la garganta y estimula el de la coronilla, manifestando el Rayo Dorado del chakra corona y puede utilizarse para canalizar la energía pura de dicho chakra hacia el plexo con fines Conscientes y Creativos, abriendo la intuición.

Sirve al 3º y 5º Rayo de la vida. Es protector del Aura y limpia y equilibra los cuerpos sutiles.

Imagen

FORMAS DE UTILIZARLO:

Sobre los chakas, colocarlos durante 10 minutos diarios, acostados y en estado de relajación:

Chakra base: sobre la ingle izquierda para proteger y aliviar los procesos inflamatorios y dolorosos de origen muscular.

Chakra umbilical: dos dedos por debajo del ombligo para protegernos de las enfermedades relacionadas con el aparato digestivo. Y sobre el ombligo para estimular el sistema inmunológico.

Chakra del plexo solar: Se recomienda en afecciones crónicas de bazo, higado, pancreas, colon y besicula biliar. Ayuda en enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio, digestivo y nervioso. Ayuda a convatir la diabetes. Trabaja sobre la piel, glandulas mamarias, ovarios y riñones. Nos da un aporte extra de energía, pero cuando se requiere, relaja y rejuvenece.

Chakra del corazón: para protegernos de cualquier tipo de enfermedad relacionada con las vías respiratorias y el sistema circulatorio.

Chakra de la laringe: Para solucionar la dificultad de expresión, la poca facilidad de palabra y la timidez. Para eliminar los sentimientos de culpabilidad.

Chakra del tercer ojo: Nos protege de enfermedades mentales y psicológicas.

Chakra umbilical y de la corona: Colocar una pieza de citrino en cada uno de estos chakras para activar las facultades mentales y desviar la negatividad del entorno. Emite una frecuencia de enorme poder curativo.

Colocando un citrino detrás de la cama nos ayudara a conciliar el sueño.

Como anillo o colgante: siempre en contacto con la piel. Para conseguir un estado de tranquilidad y paz interior.

También puede colocarse sobre a zona que deseas sanar, o también sumergido en agua para beber.

En la mano: En forma de esfera nos ayuda a progresar en las meditaciones.

Para aumentar la riqueza en tu hogar o negocio. Lleva un citrino en la cartera, o coloca uno en la caja registradora de tu negocio o en el lugar donde guardes dinero en tu casa.

Una de las propiedades únicas de citrino es su capacidad para aumentar la riqueza y el éxito. Si se usa egoístamente, este cristal nunca funcionará. Sin embargo, con un corazón abierto y generoso puede atraer Abundancia y Éxito asegurados.

 

USOS ASOCIADOS:

  • Con la Malaquita: para problemas emocionales evitando la somatización.
  • Con la Zurita: para equilibrar el sistema inmunológico y la autoestima.
  • Con el Cuarzo Prasio y Rosado o con Amatista y Rodocrosita: forma la trilogía perfecta para experimentar la paz y la serenidad, y auyentar la ira, envidia y celos.

 

(Es un poderoso limpiador y regenerador, siendo uno de los cristales que NO necesitan limpieza.)

 

Maria Laura Coscia